Desarrollo web moderno con Middleman, parte II

En el post anterior conocimos Middleman, un generador de sitios web estáticos, que tiene un gran parecido a Ruby on Rails a la hora de utilizar tecnologías como Haml, Sass y CoffeeScript, además de gestionar los assets como hojas de estilos, scripts e imágenes de igual manera, lo que hace que el desarrollo de estos sitios estáticos sea mucho más dinámico y divertido.

Para instalarlo solo tenemos que ejecutar lo siguiente desde nuestra consola:

gem install middleman

Iniciando un nuevo proyecto

Para empezar a trabajar debemos crear el nuevo proyecto:

middleman init nuevo_proyecto

Con este comando se generará un nuevo esqueleto básico para nuestro proyecto, pero si queremos crear un esqueleto un poco más curioso, podemos usar una plantilla pasándole al comando init un parámetro con el nombre de la plantilla que queremos usar como base:

middleman init nuevo_proyecto --template=html5

Por defecto Middleman viene con 3 plantillas de proyectos predefinidas, que son HTML5 Boilerplate, SMACSS y Mobile Boilerplate, pero en su comunidad podemos encontrar muchos más que la gente usa y comparte y que nos va a facilitar mucho la configuración inicial.

Configurando nuestro proyecto

Middleman nos permite personalizarlo de muchas maneras y para ello contamos con un fichero llamado config.rb en el raiz de nuestro proyecto. En este fichero podremos personalizarlo a nuestro antojo, especificando desde la manera que queremos que compass compile nuestros Sass, activar las urls amigables, especificar los directorios donde queremos que se se genere el contenido estático, helpers para poder usar nuestras vistas, etc. Además, su configuración es específica para el entorno en el que nos encontremos, ya sea en desarrollo (development) o construyendo (build) nuestro proyecto, permitiéndonos alterar la configuración entre ambos.

Trabajando en nuestro proyecto

Si miramos la estructura creada, veremos un directorio llamado source, donde se encuentran los archivos que usaremos para desarrollar el contenido web, es decir, nuestras vistas y vistas parciales con Haml, hojas de estilo con Sass, scripts con CoffeeScript y demás. Pero para que Middleman procese estos archivos y podamos ver el resultado debemos ejecutar primero:

middleman server

Esto pondrá a nuestra disposición el servidor que lleva integrado al cual podremos acceder a través de la url http://localhost:4567/. Ahora ya podemos empezar a trabajar haciendo uso de todas las características tan útiles que tiene y que os comentaba en el post anterior como el uso de plantillas, distintos layouts para páginas, vistas parciales, páginas dinámicas, datos locales y muchas otras que podreis encontrar en su documentación.

Generando nuestro proyecto

Una vez que queramos generar la versión final de nuestro proyecto para desplegarla en el servidor, lo podremos hacer con:

middleman build

Esto generará una versión estática de cada fichero que tengamos en el directorio source, compilándolas y aplicando cualquier proceso que hayamos especificado en el fichero de configuración bajo el entorno :build como compresión de estilos y scripts, optimización de imágenes, etc. El resultado lo tendremos en nuestra carpeta build completamente listo para ser desplegado donde queramos.

En resumen

Si estáis acostumbrados a trabajar con Rails y necesitáis generar una sitio estático aprovechando todas las ventajas que ya conocéis, no dudéis en probar Middleman porque os va a parecer simplemente genial.

Happy coding!

comments powered by Disqus